Uruguay: informe del BID expone debilidades e incertidumbres del modelo 1 a 1

 Miércoles 13 de Abril de 2011 00:59

Un estudio del BID señala que “hay incertidumbres importantes” sobre los efectos de la distribución de computadoras portátiles a alumnos para su uso en la escuela y el hogar”, y agrega que sin formación docente, software educativo y la supervisión familiar, no hay muchas chances de éxito. También concluye que los laboratorios escolares de informática “han tenido efectos positivos en el aprendizaje y las oportunidades de empleo”, y son una solución más barata. “El uso de las TIC en la educación puede ser muy costoso y puede excluir importantes programas alternativos que ya registran resultados significativos”, indicó Alberto Chong, coordinador del estudio auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo. “Es vital que los gobiernos evalúen cuidadosamente esas iniciativas y especialmente que presupuesten recursos suficientes para capacitar a los docentes y desarrollar programas adecuados para los alumnos. Los países no van a mejorar el aprendizaje simplemente creando acceso a computadoras. La calidad en el uso es crucial”, agregó. Estos hallazgos se presentan en el libro “Conexiones del desarrollo: Impacto de las nuevas tecnologías de la información”, en el cual se analiza en qué medida las TIC han contribuido al éxito de 46 proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe en seis áreas distintas: finanzas, salud, instituciones, educación, pobreza y medio ambiente. El estudio es el primero en aplicar métodos estadísticos estrictos para cuantificar en qué medida estas tecnologías incidieron en los resultados socio-económicos de los proyectos, y presenta las siguientes lecciones aprendidas sobre el uso de computadoras en las escuelas de la región: Hay incertidumbres importantes en cuanto a los efectos potenciales de programas de amplia distribución de computadoras portátiles a alumnos para su uso en planteles educativos y en el hogar. Se necesitan más estudios para medir la efectividad de estas intervenciones. Los elementos de juicio obtenidos a la fecha indican que los programas que pasan por alto la formación de los docentes y el desarrollo de programas de software pueden producir bajos resultados. Además, se determina que si los niños carecen de una supervisión constante de adultos en el hogar, pueden pasar más tiempo usando sus computadoras de formas que no contribuyen a su formación, en vez de hacer sus tareas o estudiar. Conviene que las intervenciones dirigidas a mejorar el acceso desde el hogar apliquen mecanismos que permitan asegurar el uso correcto de las computadoras. En particular, las computadoras deberían tener incorporados programas educativos interactivos de tal forma que se puedan crear ciertas competencias para estimular su uso. Darle a los alumnos capacitación para el uso de computadoras durante una o dos horas por semana ha tenido efectos positivos en el aprendizaje y las oportunidades de empleo. Esta puede ser una inversión más barata para la región, especialmente para los países con recursos limitados, que pueden tener un rendimiento productivo importante: crear y mantener un laboratorio de computación en un plantel educativo cuesta cerca de 23 dólares por alumno; muy por debajo de los 217 dólares por alumno que cuesta un programa que dota a cada niño de una computadora. Fuente: El Espectador, Uruguay. Leer nota original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: